BLOG: ¡Qué Bonito!
¡Mi último deseo!

Nada puede quebrantar el firme compromiso de un hombre con la bebida, ni siquiera la muerte. El último deseo de Don Abelardo era ir por última vez a su bar favorito, “El Guayabo”, pero por su condición de salud ya no logró hacerlo en vida.

Sin embargo, su familia no iba a permitir que un pequeño contratiempo le arrebatara su última voluntad y  lo llevaron  con todo y ataúd al que era su bar favorito  “El Guayabo”.

El difundo fue acompañado por una procesión fúnebre, además de una banda.

Sin duda, una manera poco usual de cumplir un último deseo.

¿Tú lo harías?

 

No te puedes perder...

Dejarse la barba “Protege de la homosexualidad”

Animales maltratados tendrán derecho a un abogado

¡Lo matan por ser calvo!

Finge ser camionero para no ver a su esposa

Comentarios