BLOG: La Z
Casarse ¿engorda?

Las estadísticas señalan que el matrimonio y también el divorcio, son eventos que generalmente ocasionan un aumento de peso en hombres y mujeres.

  • Ellas tienden a subir más después de la boda
  • Ellos tienden a subir más después del divorcio

Un estudio de la Universidad de Queensland en Australia asegura que cuando nos comprometemos emocionalmente con una pareja estable, tendemos a engordar hasta 7 kilos ya que nos volvemos más sedentarios y abandonamos las actividades físicas.

Descuidar nuestra apariencia, comer en exceso o no vigilar la línea durante y después de un embarazo, pueden provocar que aumentemos de peso y ello puede jugar en nuestra contra ya que corremos el riesgo de resultar menos atractivos (a) para la otra persona.

Si estás comenzando una relación, planeas casarte pronto o llevas años con tu pareja, recuerda que para mantener la chispa es importante que sigan conquistándose día a día. Hay muchas cosas que pueden hacer para evitar formar parte de las estadísticas, practicar un deporte juntos e intentar que los menús en casa sean equilibrados y sanos son algunas opciones.

Hay evidencia que señala que así como engordar es contagioso, adelgazar  también lo es.

 

No te puedes perder...

¿Cuáles son los edificios más altos del mundo?

¿Uñas frágiles?

¿Conoces los beneficios del divorcio?

¿Por qué las mujeres se deprimen más?

Comentarios